Morocco 2º parte: Parque Nacional Souss-Massa

Tenía pensado subir esta entrada para el día de los humedales pero varios compromisos me lo impidieron. Toca la segunda parte del viaje en Marruecos.
Despues de cruzar el Atlas, nos dirigimos hacia el Parque Nacional de Souss Massa. Nos espera un clima mediterráneo semiárido; un poco de calor en navidades.

Con algo más de 33.000 ha, es el espacio protegido más grande del pais. El símbolo del parque es el Ibis eremita Geronticus eremita que se halla en peligro crítico de extinción. Souss Massa alberga actualmente 3 subcolonias de la especie. Nosotros dedicamos buena parte del día a su búsqueda, pero no fue posible su observación.
Ya sabeis como es de complicada la observación de fauna…Al fin y al cabo esto es lo bonito, si todo es “chegar e encher” acabaríamos perdiendo ese interés.
Aún asi logramos ver cerca de 70 especies en casi día y medio. Cosa que no está nada mal para este lugar.
En la entrada del parque, unos guías formados por la SEO te ofrecen sus servicios por unos 500 dh (50 euros) en una tarde por dar un paseo en 4×4 y buscar las distintas especies que algunos ornitólogos se mueren por ver. Obviamente, nos negamos por considerarlo una cantidad excesiva, por no unirnos al uso injustificado, comodón y “macarra” del 4×4 en esos sistemas dunares y por preferir currarnoslo nosotros mismos.


Al llegar al sendero del Oued Souss, nos encontramos con un chaval vecino de la zona, de unos 24 años, con unos prismas aunque sin el uniforme de la SEO. Nos dió algunas indicaciones para observar las especies locales. Lo invitamos a acompañarnos y accedió. Más tarde nos percatamos de que esperaba la llegada de guiris para ofrecerle sus servicios. Disfrutamos de su compañía durante toda la estancia en el parque, bicheando a tope y hablando sobre las costumbres locales. Dormimos en su casa, tomamos unos thés y comimos de pm por (5-10 dh/0.5-1 euro/por pers.).
En agradecimiento, le acabo de enviar un par de camisas tipo guía de safaris para que le pueda hacer competencia a los que están formados y vestidos por la SEO.
Si váis a Souss Massa, contactad con el y dadle un abrazo de nuestra parte:

Mohammed Oussouilh
oussouilh(a)hotmail.com
tlf.: 0615757038



El sendero del Oued Souss transcurre a par del río. Desde el podreis ver casi todas las especies más emblemáticas del espacio natural.
Nada más llegar pudimos observar las Garcillas bueyeras, Grullas, Zampullínes chico, Flamencos, Fochas, Avocetas, Andarríos chico, Agujas colinegras, Zarapitos trinadores, un Críalo, Cogujadas, Alondras, Bulbules naranjeros, Ruiseñores bastardos, Tarabillas, Mosquiteros, Buitrones, diversos fringílidos e incluso un Ganso! Es curioso ya que el área de distribución de esta especie no abarca la costa atlántica marroquí.



Dese el inicio del sendero, escuchamos un canto increible: la Chagra! un pájaro precioso pero huidizo y dificil de ver.
Los machos de curruca cabecinegra estaban a tope con las cuerdas vocales.

En el agua había buena presencia de anátidas.


Patos cuchara, Anades reales, Cercetas comunes, Anades rabudos,


Porrones pardos y moñudos,


más de un centenar de Cercetas pardillas Marmaronetta angustirrostris,


Tarros blancos Tadorna tadorna


Moritos Plegadis fascinellus


Espátulas Platalea leucorodia


Cigüeña negra Ciconia nigra

Una pareja de ornitólogos que iba bicheando a 100 metros de nosotros se para a observar por el teles. Cuando los alcanzamos, menuda sorpresa!

Colirrojo diademado


Phoenicurus moussieri

Sin duda, esta fue una de las mejores observaciones del viaje.
En la orilla, las cigüeñuelas eran bastante atrevidas. No llegue nunca a verlas tan cerca.

Himantopus himantopus


Los galápagos tambien se dejaron ver.En la ribera contraria, una pareja de jabalies y 3 rayones

Un grupete de cormoranes estaban posados en los pilotes. Ojo a la amplitud de blanco en el pecho; pertenecen a la subespecie marroquí.



Phalacrocorax carbo ssp. maroccanus

El agua dulce remataba ahi. Las dunas impiden el intercambio del agua salada marina con la del río. Al cruzarlas, tres Perdices morunas cruzaron la pista delante nuestra.


En la arena los camellos dejaron sus huellas.
Recorriendo la playa vimos pequeños bandos de correlimos tridáctilos y chorlitejos patinegros.
Un bando de gaviotas se veia al fondo.

Entre las sombrías, un bando de Gaviotas de Adouin!


Larus audouinii



Pero una de las imágenes más impactantes del entorno correspondieron a las casas de los pescadores escavadas en el acantilado costero.


Mohammed nos presentó a un grupo de pescadores que nos invitó a tomar un thé a la menta. Allí nos explicaron que tras la aprobación del Parque Nacional, el Gobierno prohibió la construcción de nuevas edificaciones. Éstas, se emplean únicamente en temporada de pesca.


El agua que se colaba debajo de unas rocas, al salir a la superficie daba la apariencia de un géiser.
Alejándonos ya un poco, seguimos buscando los Ibis.
A pesar de ser un lugar tan árido, la zona costera esta recubierta por abundante vegetación que alimenta a las ovejas de los ganaderos locales. Son árabes. Mohammed me explicó la diferencia lingüística entre Bereberes y Árabes y puntalizó que no se llevan allá muy bien..

Supongo que el pastoreo en ambientes tan secos como este deberá tener una grave repercusión en la composición florística. A lo que si afecta es a los depredadores. Nos encontramos un perro muerto. Un ganadero nos dijo que ese mes ya aparecieran 15. La colocación de cebos envenenados se debe a los ataques de perros a los rebaños de ovejas. Los guardas locales tienen conocimiento de este tipo de actuaciones; pero, a pesar de ser un parque nacional, no mueven ficha. En ese mismo lugar tuvimos la suerte de ver un zorro cruzando la dunas.

Pica pica mauritanica



Retrocediendo camino le sacamos varias fotos a las urracas. Pertenecen a la subespecie mauritanica. La piel desnuda azul detrás del ojo y la carencia de lustre verde en las rectrices son los criterios diferenciadores.


En el suelo, vimos un escarabajo pelotero, la avispilla que paraliza arañas y tras enterrarlas realiza su puesta sobre ellas y esta mariposa que aún no identifiqué.
Regresamos hacia el sendero de Oued massa, sin lograr ver los Ibis, menuda decepción!
Pero una observación inesperada nos devolvió la sonrisa.


Tras llevar un buen rato escuchando su canto, pudimos verla posada durante unos segundos: la Chagra!!

Tchagra senegala

El día iba tocando a su fin con muy buenas vibraciones y observaciones. Desde el coche tuvimos aún unos cuantos encuentros interesantes.

Mochuelo Athene noctua


Un bando de gorriones morunos Passer hispanoliensis


Una Tórtola senegalesa Streptopelia senegalensis

La mañana siguiente recorrimos en coche el perímetro del espacio natural, nos despedimos de Mohammed y tiramos hacia el sureste. Aún nos quedaba un buen trecho hasta llegar al Valle del Draa y los límites con el desierto.
Pero esto, os lo contaré en el próximo y último post.
Espero que os haya gustado. Un saludo
Anuncios

8 pensamientos en “Morocco 2º parte: Parque Nacional Souss-Massa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s