El paisanu, el fueu y el llobu (II)

Escrito por Pepín Fernández en www.asturies.com

El fueu n’Asturies nun naz solu. Cuando’l monte quema ye porque daquién prendió-y fueu. Y la xente que prende fueu, préndelo pa quemar el monte. Fáenlo de nueche, en munchos sitios al mesmu tiempu. Y fáenlo sabiendo cómo quemar más superficie. Nun se trata de xente que tea lloco, que nun sabe lo que fai. Pue ser el casu en dlnguna de les quemes, pero son les menos.

Les persones que prenden fueu son xente de los pueblos que quemen col sofitu de munchos de los sos vecinos. La quema ye un aspeutu más de la rellación col monte que ta nes páxines de los periódicos casi tos los díis. Nun voi dicir lo que me paez lo que pasó, voi discutir les razones que sentimos pa defender el fueu.

Cuando se fala d’esti tema siempre dicen que tu nun sabes, qu’eso siempre se fixo, asina que vamos ver qué ye lo que se fixo ‘siempre’.

Una cosa que se fixo siempre foi segar felechu. Mientres les cuadres nun tuvieren cames de cementu pal ganáu, usábase’l felechu pa estrar, esto ye, pa facer la cama de los animales. El felechu tamién s’usaba pa les cameres de los vaqueros, que dormíen nes caseríes pa llindiar el ganáu. Por eso, el felechu, que ye una planta que nun come nengún animal, yera mui apeciáu y nun se podía segar namás que nel tiempu marcáu pa ello, pa nun lu corar y que l’añu venideru se pudiere volver segar. Por eso’l felechu nun crecía: porque se segaba tolos años.

Les caseríes del monte teníen toes amu y l’amu rozábales y llimpiabales tolos años; mientres vivía na casería pa gastar l’herba que segara y curaba pol veranu na casería. Cuando se segaba pel veranu, fuera nel monte o nun prau nel pueblu, desorellábase; eso quier dicir que se segaba con cuidáu al pie de les sebes pa que nun quedasen matos nin artos que fueren comiendo’l prau.

Nos montes de castañu, granxábense les castañares, porque teníen amu los árboles aunque nun los tuviere’l terrén. Y si yeren del común, puyábase’l frutu tolos años. Ello yera que nun quedaba un palmu terrén ensin andar y ensin pisar. Eso frenaba tamién los matos.

Les escobes, ucies, árgomes según el sitiu, usabánse tamién pa quemar nes cabanes y, por tanto, tamién se cortaben.

Quiero dicir con too esto, que’l trabayu de los vaqueros facía que les mayaes y los praos siguieren de pascu y nun los comieren los matos, que ye’l camín natural del campu n’Asturies si nun apaez la mano del home.

Otra cosa que yera muy importante ye que’l ganau allindiábase. Les cabres sobre manera solíen tar siempre con un pastor o pastora, normalmente un guaḥe.

Coles vaques podía haber oveyes o pollinos, y amás tamién s’allindiaben munches vegaes. Esto ye importante porque un animal que ta al so aire y ensin que lu allindien, come lo que-y paez y lo que más-y gusta. Siempre sentí dicir que ‘ta decimando’, apañando namás que lo que-y gusta y estropiando lo demás. Si amás tengo sólo vaques, ensin pollinos nin oveyes nin cabres, van crecer plantes que les vaques nun comen y los otros animales sí, y a la vuelta d’unos años, la mayada va dir zarrando y teniendo cada añu menos pascu. Por tantu, lo que se facía enaantes nun yera prender fueu; lo que se facía yera un usu milenariu del monte que se caltenía solu, ensin falta del fueu, pero que yera posible porque había muncha mano de obra disponible.

¿Prendíase’l monte va 50 años? Sí, ye verdá prendíase, pero hai que tener en cuenta delles coses. En munchos sitios hai carves y cuestes que yá nun tienen casique aprovechamientu porque lleven munchos años quemándoles y foren viesques de bona tierra y agora son carbes ensin árboles. Eso fíxose, pero nun debemos siguir faciéndolo. Yá nun tamos nel neolíticu. Sabemos qu’hai un cambiu climáticu. Sabemos qu’hai mui puco terrén que nun tea machacáu pol ser humanu y tenemos que mantener les zones que tovía nun destruyimos; y col fueu nun se mantién, destrúyese. El cambiu climáticu tamién fai que’l fueu sía munchu peor pa la tierra, porque al tar más seco, quema mientres varios díis y acaba con tolo qu’hai. Vivimos nel sieglu XXI y nun podemos mantener usos de va mil años como si nun hubiese cambiara nada.

Otra cosa de la que se fala poco son les subvenciones. Parte d’ese quemes fáense pa mantener pastos que, en realidá, nun se usen, pero cuenten a la hora de cobrar les subvenciones

Por tanto y resumiendo, vivimos tiempos nuevos y tenemos qu’entendelos. Si la xente yá nun siega felechu pa estrar, nun veo por qué tien que quemar y dicir que eso ya lo facíen los sos antepasaos. Nun podemos quemar sólo pa tener subvenciones. Tenemos que ver cómo facemos pa caltener el pascu ensin quemar. Y pa eso, una cosa fundamental ye trabayar dende un bancu de tierres que permita qu’una persona que quiera entamar con una ganadería, tenga acesu a la tierra con facilidá y nun necesite quemar el monte pa poder sobrevivir.

El fueu ye’l nuestru enemigu. Mata, destrúi, contamina… Tien qu’acabase. Y hai que dicilo bien nidio. Y hai que dici-ylo a les persones que viven del ganáu. El so ganáu nun val tantu como lo que valen los daños que fai’l fueu.

Llea calcando equí la primer parte del artículu d’opinión.

Pepín Fernández ye inxenieru téunicu y trabaya nuna empresa de telecomunicaciones. Ye del Altu Nalón y vive en Xixón. Ye afiliáu d’EQUO Asturies y foi miembru de la Mesa de Coordinación y responsable de Comunicación hasta’l pasáu 12 de payares.

Algodones

Aunque el algodón empleado para la industria textil proviene de plantas del género Gossypium oriundas de regiones tropicales y subtropicales, es posible encontrar plantas de algodón en el noroeste ibérico.
 
Algodón de pantano
Eriophorum angustifolium

El Algodón de pantano o hierba algodonera (xunca de algodón en gallego) Eriophorum angustifolium, es una planta de la familia de las Cyperáceas que vive en turberas, brañas y suelos encharcados, ácidos y pobres en nitrógeno. 
 
Xunca de algodón

En esta época, cuando los algodones están en floración, se pueden ver esos terrenos higroturbosos adornados de bolitas blancas.
Campo cubierto de hierbas algodoneras
Hábitat característico del Eriophorum angustifolium

Las principales amenazas a las que se enfrenta el género Eriophorum son las mismas que acechan a los hábitats turbosos en los que se desarrollan: su destrucción, erosión, desecación, roturación (y un largo etc.). 
Además, debemos citar los incendios para favorecer la creación de pastos, el pastoreo excesivo, la extracciones de turba y, especialmente en la última década, en las turberas situadas en las sierras del noroeste, la implantación indiscriminada de parques eólicos constituye una de las principales causas de deterioro y destrucción de estos hábitas.

Narcisos

La temporada de los Narcisos está en sus últimos coletazos. Con cinco especies presentes (se pueden hallar hasta 4 en la misma sierra), el Noroeste ibérico es una zona de referencia para el género.
A pesar de lo bellas y llamativas que son sus flores, muchas de las especies del género Narcissus pasan desapercibidas y son en general poco conocidas, principalmente debido a su floración temprana. Sin embargo, muchas de ellas son exclusivas de la Península ibérica.
Las flores de los narcisos son hermafroditas (contienen a la vez órganos masculinos y femeninos). Su polinización corre a cargo de varios insectos. Pero, además de reproducirse por semilla, también pueden hacerlo vegetativamente mediante la propagación de bulbos.
En el noroeste ibérico, los narcisos ocupan preferentemente hábitats montanos, frescos y húmedos. Se les puede encontrar también en medios higrófilos o turbosos.

Os dejo con varias fotos de algunos narcisos del noroeste ibérico:

 Narcissus cyclamineus D.
 
 
Narcissus cyclamineus D.:
Es el primero en florecer (febrero-marzo), Se puede hallar en algunas sierras de la dorsal gallega hasta los 1.000 msnm. Del noroeste ibérico, es la especie que teóricamente presenta el mayor grado de amenaza y está más localizada.
 

 Narcissus triandus L. subsp. triandus

 

Narcissus triandus L. subsp. triandus, es facilmente diferenciable de los otros narcisos por el color blanco a amarillo pálido de sus flores que pendulean.

Narcissus bulbocodium L.:
En el noroeste podemos encontrar tres subespecies:
 

Narcissus bulbocodium subsp. bulbocodium

1. Narcissus bulbocodium subsp. bulbocodium: Es de un característico color amarillo intenso a dorado.

2. Narcissus bulbocodium subsp. citrinus: Se puede encontrar en la cornisa cantábrica y destaca por tener un perigonio de mayor tamaño y por su color amarillo pálido. De esta subespecie, desgraciadamente no tengo imágenes..
 
 Narcissus bulbocodium subsp. validus

 

3. Narcissus bulbocodium subsp. validus: similar a la subsp citrinus pero el color de su perigonio oscila entre el amarillo medio y el amarillo dorado.

En la dorsal gallega, generalmente, es el último narciso en abandonar los campos.
Narcissus minor L. subsp asturiensis
Narcissus minor L. subsp asturiensis: Es la especie que alcanza mayor altitud (hasta 2.500 m.) y se localiza principalmente y a grandes trazos en la Cordillera cantábrica y su periferia (aunque hay varias poblaciones aisladas y alejadas de este lugar).
Narcissus pseudonarcissus L. subsp. pseudonarcissus
 


Narcissus pseudonarcissus L.: Es la más grande de las 5 especies del noroeste ibérico y también la más cultivada con fines ornamentales.
En Galicia se localiza la subespecie pseudonarcissus y que corresponde con estas fotos. En la cornisa cantábrica podemos hallar la subsp. pallidiforus con tonalidades más pálidas y en la Provincia de León y su periferia está presente la subsp primigenius que es similar a la subsp pseudonarcissus pero con las flores más pequeñas.

Entre las amenazas que tienen estas plantas, destacan la pérdida de hábitat derivada de las alteraciones en muchos márgenes fluviales y su recogida y comercio con fines ornamentales. Aunque esta última práctica está prohibida, se sabe con certeza que algunas floristerías recogen gran número de ejemplares en el campo; recorren los prados cantábricos en furgoneta y venden lo recolectado en algunas ciudades como León, Palencia y Valladolid, (entre otras).
Arrancar una flor supone que esa planta no forme nunca semillas y no complete su ciclo natural, dejando de transmitir sus genes a la siguiente generación. Os rogamos que denuncieis cada caso de venta ilegal.
Legalmente, existe mucha variabilidad de regulaciones en las distintas administraciones:
– En Castilla y León, se permite el aprovechamiento regulado de N. pseudonarcissus (en cantidades superiores a los 20 bulbos) y N. jonquilla está catalogada De atención preferente.
– En Galicia, las especies N. pseudonarcissus, N. minor subsp. asturiensis y N. cylamineus están catalogadas como Vulnerables.
– En Asturias, N. pseudonarcissus y N. minor subsp. asturiensis están catalogadas De interés especial.

Para ir rematando la entrada, os lanzo una pregunta relacionada con la nomenclatura popular: 
¿Cómo se le llaman a los Narcisos en vuestra zona?

Me despido con un par de fotos de otros narcisos ibéricos.

Narcissus assoanus    Pass del Ass, Cataluña 

 Narcissus jonquilla   Sierra Morena (Andalucía)

Narcissus jonquilla   Sierra Morena (Andalucía)

Espero que os haya gustado, Gracias por la visita!

El Delta del Ebro y sus salinas

Hace un mes, estuve en el campo de voluntariado de la SEO en Riet Vell (Delta del Ebro) durante diez días. Aunque es un espacio corto de tiempo, puede ser suficiente para hacerte una idea aproximada y general de lo que es, de lo que representa y de la vida que alberga ese entorno.

El Delta del Ebro es el tercero en extensión de los del Mediterráneo, tras el del Ródano, en Francia y el del Nilo, en Egipto. Está formado por materiales aportados por el río que se distribuyen en su desembocadura según el régimen hidráulico fluvial y marítimo. Este régimen se ha visto históricamente influido por presiones antrópicas que han dado lugar a una rápida evolución de las características fisiográficas del Delta.

A pesar de que más del 80% de su superficie ha sido alterada y que en ella repercuten todas las presiones que se producen aguas arriba, sobre el Delta se asienta una biodiversidad excepcional, favorecida por la existencia de una gran variedad de zonas húmedas. En el Delta existen más de 600 especies de plantas superiores (unas 20 en peligro de extinción) y algo más de 400 de vertebrados (unas 70 en peligro de extinción).

Pero toda esta riqueza natural esta amenazada: La construcción de embalses, aguas arriba del Delta, supone una retención de los sedimentos que acelera el fenómeno de subsidencia. De hecho, puede decirse que la evolución actual del Delta, con un aporte de sedimentos insuficiente, hace previsible su desaparición en un corto espacio de tiempo. De las aproximadamente 730.000 ton/año de sedimentos que se cree que serían necesarias para detener la regresión del Delta, se estima que la aportación actual con la presencia de los embalses es de sólo unos 150.000-200.000 ton/año.

Además, el Delta del Ebro  tiene una escasa elevación respecto el nivel del mar (algo común a todos los deltas). El 45% de la llanura deltaica está por debajo de los 50 cm. de cota, y las zonas más altas a penas alcanzan los 4 m de altura.


Hay estudios que demuestran que la salinidad es el factor que más afecta al Delta del Ebro, ya que limita a las comunidades tanto vegetales como animales haciendo que éstas se especialicen en los diferentes grados de concentración y provoca cambios en la comunidad biológica del Delta transformándola en una comunidad eurihalina.

En estas condiciones podemos encontrar varios hábitats de interés comunitario o prioritario: Matorrales halófilos mediterráneos y termoatlánticos, pastizales de Spartina, vegetación anual pionera con Salicornia y otras especies de zonas fangosas o arenosas y pastizales salinos mediterráneos.
Os dejo con algunas especies típicas de estos hábitats que fotografié durante la estancia:
Euphorbia hirsuta
 
Halimione portaculoides

 

 Limonium sp.
 Plantago crassifolia
Inula crithmoides

Ahora expongo unas fotos de varias plantas que en un principio pensé que eran distintas especies de Salicornia pero, despues de indagar un poco más en su identificación veo que pueden ser Sarcocomia fruticosa, Salicornia ramosisima e incluso hasta Arthrocnemum macrostachyum. Lo cierto es que en el campo no lo hice y ahora en las fotos no me atrevo a diferenciarlas.



En cuanto a las aves, el día que saqué estas fotos hicimos un censo aproximado de la zona no muy amplia en extensión. Esto fué lo que salió:
Agachadiza común       Gallinago gallinago              17
Archibebe común         Tringa totanus                    139
Archibebe claro            Tringa nebularia                   35
Archibebe oscuro         Tringa erythropus                 46
Avoceta                       Recurvirrostra avosetta          1
Rascón                        Rallus acuaticus                     3
Polla de agua               Gallinula chloropus                2
Chorlito dorado            Pluvialis apricaria                 16
Chorlitejo grande          Charadrius hiaticula              1
Chorlitejo patinegro      Charadrius alexandrinus        3
Correlimos menudo      Calidris minuta                      3
Correlimos común        Calidris alpina                    355
Correlimos tridáctilo     Calidris alba                         13
Vuelvepiedras común    Arenaria interpres                 4
Andarríos chico             Actitis hypoleucos                 7
Flamenco                     Phoenicopterus ruber           37
Cormorán grande         Phalacrocorax carbo             16
Gaviota reidora            Chroicocephalus ridibundus  75
Gaviota patiamarilla      Larus michaellis                   10
Gaviota picofina            Larus genei                         25
Garceta común             Egretta garzetta                  19
Garceta grande            Egretta alba                           2
Garza real                   Ardea cinerea                       16
Anade real                  Anas platyrrhynchos              81
Zampullín chico          Tachybaptus ruficollis              1
Ratonero común        Buteo buteo                             1
Cernícalo vulgar         Falco tinnunculus                     1
Aguilucho lagunero    Circus aeroginosus                   3
Martín pescador        Alcedo atthis                             5
Curruca rabilarga      Sylvia undata                            6
Tarabilla común        Saxicola torquata                      1
Avión roquero           Ptyonoprogne rupestris           31
Mosquitero común    Phylloscopus collybita             17
Cogujada común      Galerida cristata                        6
Escribano palustre    Emberiza schoeniclus              10
Buitrón                     Cisticola juncidis                     16

Bando de Flamencos Phoenicopterus ruber
Remato la entrada con un grupete de fotos de plantas que no fui capaz de identificar, a ver si alguien que lee estas líneas es capaz de echarme un cable.


Espero que os haya gustado, un saludo!



Botánica primaveral

La primavera anima a pisar campo. Esta semana en la Sierra del Cando (Pontevedra) ví 3 buitres leonados, un macho precioso de aguilucho cenizo, un gato montés y las primeras collalbas grises.
Macho de Collalba gris
Oenanthe oenanthe
Especialmente, esta primavera esta siendo especialmente fructífera para mis escasos conocimientos botánicos.
Narcissus cyclamineus

Narcissus cyclamineus: Su hábitat corresponde a orillas de cursos de agua (aunque es posible encontralo puntualmente en otros ecosistemas). Es una especie endémica de Galicia y del norte de Portugal, muy rara en el norte gallego. Crece en las riberas, en los suelos arenosos. Considerada vulnerable en el catálogo gallego de especies amenazadas, sus poblaciones han sufrido las consecuencias del régimen hidrológico de los ríos debido a la instalación de centrales y minicentrales hidroeléctricas.

Narcissus bulbocodium

Calzas de cuco (Narcissus bulbocodium): Corola típica en forma de trompeta. En hábitats variables, aunque habitualmente suelos ácidos, filtrantes bien sean prados de siega o matorrales como brezales y tojales. Podría dividirse en varias especies y subespecies.
Erythronium Dens-canis
Diente de perro (Erythronium Dens-canis): Florece en bosques aclarados y prados del interior de Galicia con suelos debilmente ácidos, raramente a menos de 400 m. El nombre popular de diente de perro se refiere a la forma del bulbo similar a la de un canino. Se distribuye por el sur y el centro sur de Europa.
Lychnis flos-cuculi
Flor del cuco (Lychnis flos-cuculi): Planta anual presente en lugares húmedos a menudo encharcados.
Anemone trifolia
Anémoma dos bosques (Anemone trifolia): Planta herbácea perenne. Se diferencia de la Anémone nemorosa por tener las anteras blancas (y no amarillas) y los sépalos blanco azulados. Vegeta en lugares oscuros: carballeiras, prados próximos o bosques al margen de los ríos. Es un endemismo gallego-portugués.
Viola riviviana
Violeta (Viola riviviana): Planta perenne herbácea común en carballeiras, bosques aclarados, prados húmedos o sombrizos de toda Galicia, propia de suelos ácidos y húmedos o moderadamente secos.
VioletaViola palustris

Violeta (Viola palustris): Planta rara aunque localmente pueda ser abundante, propia de lugares húmedos y márgenes sombrizos de los ríos, zonas turbosas o lugares encharcados oligotróficos, suelos muy ácidos y pobres en nitrógeno.

Hyacinthoides paivae
Jacinto silvestre (Hyacinthoides paivae): Endemismo ibérico, especie rara. Vive en bosques y matorrales de Galicia y Norte de Portugal.
Esto fue todo por hoy, estoy deseando ponerme con las orquídeas. Espero os haya gustado, un saludo!